Conoce todo lo que debes saber sobre Pontiac GTO

Estados Unidos ha sido, desde sus inicios, un excelente fabricante de autos; de hecho, se encuentra dentro de los mejores del mundo, dando a conocer a varias de las mejores casas fabricantes de autos; y, dentro de ellas, Pontiac.
GTO, es uno de los modelos más asombrosos dentro de la marca, y, el precursor del estilo muscle car – nada más y nada menos- estos atrevidos automóviles, fornidos y musculosos, fueron los primeros en ostentar el estilo que, a muchos chicos rudos les encanta. Desde el año 1964 hasta 1973 Pontiac produjo este estilo de automóvil de turismo, siendo relegados por Australia – porque, siendo un auto de este nivel, los australianos también estaban interesados en producirlos- lo que hicieron al final con Holden desde 2004 al 2006- quizás muy poco menos de lo que hubiésemos querido-.

En su tiempo de salida, este increíble muscle car, compitió con autos de casas fabricantes igualmente impresionantes, como lo fueron el Ford Mustang, Dodge Charger, y el aclamado Chevrolet Camaro; aunque, una de sus más grandes comparaciones, fue con el hermoso Ferrari 250 GTO, debido a la similitud que presentaban en su carrocería compacta y su gran motor V8 de 6 cilindros. Este también fue el motivo por el cual fue bautizado como GTO en 1964- su fecha de lanzamiento-.


La segunda generación de GTO, es considerada como la más popular dentro del estilo de la marca Pontiac; con más de 360 hp de velocidad, y su impulsor de 400 pulgadas cúbicas, más su carrocería estilo fastback, era simplemente algo que no podía resistirse a principio de los 70; lo que, por supuesto, se mantiene hasta hoy, a través de coleccionistas, amantes de autos y constructores privados, y es que ¿a quién no le gustaría recorrer las calles escuchando rugir ese impresionante motor?

Lamentablemente, hay estrellas que, mientras más ascienden, mucho más fuerte caen. Para el año 1973 se crearon diversas generaciones de GTO que no siguieron con la increíble racha ganadora de la segunda de Pontiac. Las siguientes generaciones, se encontraban basadas en otros modelos de la General Motors- a quienes pertenecía- como el mismo Chevrolet Nova, el cual causó sensación también por aquellas fechas, o, el Pontiac LeMans, y, aunque estos dos últimos tuvieron mucha suerte en el mercado, no sucedió lo mismo con los GTO que los presidió.
Una de las causas del descontento comercial, fue una abrupta degradación en la potencia de estos autos, y, lo que poseía 360 hp, pasó a contar con solo 230. Lo más probable, es que, la creación de un nuevo Pontiac- el Grand- Am- tuviera mucho que ver con todas las fallas de GTO, pues, una vez finalizado, fue este auto quién lo sucedió; aunque, lamentablemente no tuvo demasiado éxito comercial; al menos, no tanto como su antecesor.


A pesar de que GTO dejó de producirse a mediados de la última década, siguen existiendo los melancólicos de este auto, por lo que es muy posible verlos aún en circulación, luciendo su gran cuerpo y su increíble motor que se desplaza a una  velocidad que traer muy gratos recuerdos.

Deja tu respuesta¡